­

Cómo comprar por Internet y "no morir en el intento"

Algunas sugerencias sobre seguridad para aprovechar descuentos del lunes.



¿Es seguro? ¿Y si me mandan algo que en realidad no pedí o no me sirve? ¿No corro riesgos con la tarjeta de crédito o débito? Esas son algunas de las preguntas que alguien puede hacerse antes de ingresar al mundo de las compras en el exterior a través de Internet.

En julio de 2012, primer mes en que la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) comenzó a contabilizar las compras en el exterior a través de la web, se efectuaron 1.665 operaciones.

Para observar el crecimiento de esta modalidad de compra, basta una comparación: en octubre pasado (último dato disponible en la DNA) se efectuaron 26.957 transacciones.

Y en el sinfín de operaciones en esos casi cuatro años y medio lo que no faltan son historias. Desde zapatos más chicos, talles que no son o frascos de perfume con la mitad del contenido. Pero a nivel general, los usuarios muestran conformidad, eso sí, tomando cierta clase de precauciones. El viernes se realizó en Estados Unidos el "Black Friday" y mañana es el "Ciber Monday", una opción para experimentar con este tipo de compras, pero aplicando algunas recomendaciones.

Algunos compradores en páginas web del exterior comentaron a El País que un aspecto fundamental es no hacer la transacción a través del teléfono celular. Para hacer la compra es necesario ingresar en la página elegida el número de la tarjeta de crédito o débito.

"Sobre todo no conviene hacerlo si dejás la tarjeta logueada y tenés un teléfono sin clave. Si tenés la mala suerte de perder el teléfono, además te masacran la tarjeta", señaló una de las consultadas.

"Comprar online es más seguro que darle la tarjeta al mozo en un restaurante y perderla de vista con la posibilidad que te la clonen. Pero es recomendable usar una tarjeta con límite de crédito bajo, por las dudas", añadió. Otra opción es usar una tarjeta prepaga, en la que se carga previamente el monto a utilizar.

Por su parte, la supervisora de atención al cliente de Miami Box, Lorena Pera dijo a El País que es importante comprar en páginas conocidas.

"En Amazon o en las páginas oficiales de tiendas como Carters (ropa de niño) o Rayban, no tenés ningún inconveniente con la tarjeta", dijo. "Incluso si algo que te llega no era lo que esperabas son empresas que te respaldan. Siempre están atentas a los reclamos. Amazon siempre te ofrece hacerte la devolución, volver a mandarte los artículos. Son empresas serias", manifestó. Pera indicó que hacer la compra en una empresa china quizás no sea tan seguro, aunque agregó que "por ejemplo la gente compra mucho en AlíExpress y nunca escuché que tuvieran algún problema". Igualmente, recomendó efectuarla en Estados Unidos, pero más que nada por la calidad de la mercadería.

Otra opción segura para el pago que recomendó fue utilizar PayPal. "Es un método seguro para hacer el pago. Vos le das la tarjeta y ellos se encargan de hacer la transferencia sin mostrar el número de tu tarjeta. No todas las páginas te permiten pagar así. Pero en eBay por ejemplo, donde trabajás con vendedores particulares está ese método de pago", indicó.

A su vez, la responsable de AeroBox, Patricia Carrau, afirmó a El País que "nunca se debe atar la tarjeta de crédito a una página web; jamás. Porque perdés la computadora o el celular y queda logueada".

Por eso PayPal es una buena opción. "Cuando lo hacés con PayPal, ellos se aseguran de no pagar en una página fraudulenta. Muchas veces te rechaza la compra y cuando te conectás con PayPal te avisa que era una cuenta de ese tipo. Es como un segundo control", explicó.

También recomendó utilizar páginas reconocidas y comprar en Estados Unidos. "Aunque la mayoría de las cosas se producen en China, luego cuando las comprás en Estados Unidos ya pasaron por un control de calidad. Ahí te asegurás que los talles son los de Estados Unidos y no los de China que son mucho más chicos. Capaz que hay algún dólar de diferencia, pero es mejor", sostuvo Carrau.

Sobre el Ciber Monday indicó que en algunos casos quizás hay algún precio más conveniente, pero se corre el riesgo de que ya no haya mercadería en stock. Igualmente, informó que AeroBox no recibió información sobre compras canceladas por faltante de artículos, algo que sí ocurrió el año pasado.

Los tres decretos que le incluyeron controles y requisitos a la franquicia.
En junio de 2012, el decreto 184 colocó regulaciones al sistema de encomiendas postales de entrega expresa. Esa modalidad es para la mercadería que es ingresada al país a través de un courier. En el decreto se estableció que la cantidad máxima por año de compras en el exterior podían ser cinco. La adquisición no podía exceder los US$ 200 y los 20 kilos por vez. Con esos requisitos quedaba exonerada del pago de impuestos.

En diciembre de 2014, un nuevo decreto —el 356— fue el que más requisitos y controles le añadió al régimen de encomiendas. En el articulado se estableció que para ser exoneradas del pago de tributos las encomiendas postales internacionales debían ser recibidas por una persona física mayor de edad.

También se indicó que la mercadería no podía tener fines comerciales. Además, se expresó que el pago de la compra debía realizarse mediante una tarjeta de crédito o débito internacional y que la titularidad tenía que coincidir con el titular de la adquisición y con el destinatario final de la encomienda.

Al año siguiente, en diciembre de 2015, otro decreto, el 336, limitó las compras a cuatro operaciones anuales. Hasta ese momento, el máximo de US$ 200 incluía el flete del envío. Desde allí, ese máximo pasó a ser únicamente para el valor de la factura en origen.

A pesar de las distintas regulaciones y controles, el aumento de las operaciones en el extranjero a través de Internet fue exponencial.

Precaución con los descuentos y promociones.
Bankaool, un banco mexicano que trabaja en forma online, comunicó recientemente a sus clientes algunas recomendaciones a la hora de efectuar compras a través de Internet. Como una de las principales precauciones señaló que antes de efectuar cualquier transacción se comparen los precios de venta en diferentes páginas web, ya que "hay lugares donde los inflan y los descuentos son aparentes". También manifestó que "muchas veces las ofertas pueden ser muy atractivas, incluso a veces parecen demasiado buenas para ser verdad. Por eso, antes de comprar hay que pensarlo y revisar muy bien las especificaciones de la compra, así como los términos y condiciones de las promociones, ya que puedes llevarte una sorpresa al leer las letras chiquitas".

Promedio de 26.029 compras por mes.
Entre enero y octubre de este año se efectuaron 260.290 con un promedio mensual de 26.029 operaciones al mes. Además, según datos de la Dirección Nacional de Aduanas, en octubre se efectuaron 26.957 transacciones. Los movimientos marcaron un leve aumento de 0,4% en comparación con el mismo mes de 2015 cuando habían sido 26.830. En sentido opuesto, en la comparación con septiembre se verificó una caída de 4,2%. En ese mes, las compras web habían llegado a 28.154. Además, entre agosto y octubre se efectuaron 82.973 transacciones a través de Internet con un aumento de 19,4% en la comparación con el mismo período de 2015, según la información oficial.

Fuente:
elpais.com.uy