­

Pagos electrónicos suben 20% en el último semestre

Con tarjeta de débito llegaron en total a US$ 1.402 millones. En Uruguay había a fines del año pasado 2,4 millones de tarjetas de débito.



En el segundo semestre del año pasado el uso tanto de tarjetas de débito como de crédito siguió intensificándose entre los uruguayos. Esto, indica el Reporte Informativo Sistema de Pagos Minorista divulgado ayer por el Banco Central (BCU), indica un "cambio paulatino" en los hábitos a la hora de elegir cómo realizar los pagos por parte de los consumidores.

Una prueba de esto es que, en la segunda mitad de 2016, por cada $ 100 que se pagaron en efectivo, otros $ 26 se destinaron a pagos electrónicos. Estos alcanzaron los US$ 19.702 millones en estos seis meses. Se trata de un salto de 19,8% frente a los US$ 16.433 millones del semestre anterior.

A partir de esta edición se compara "la utilización de los instrumentos de pago electrónicos en modalidad contado con los mecanismos tradicionales (entendiéndose por tales a los retiros de efectivo en ATM y cheques), para agentes bancarizados (…) y no se contemplarán las transacciones efectuadas en el sistema con tarjetas de crédito, con el fin de profundizar en el análisis específico de las tendencias constatadas en pagos con medios electrónicos para la operativa contado", aclara el Central.

Por otra parte, la emisión de tarjetas de débito creció 4%, con lo que se llegó a 2,4 millones tarjetas en circulación en el mercado local. También se incrementó la cantidad de operaciones con este tipo de plásticos: 31% frente al semestre anterior y 65% en la comparación interanual. Los montos operados con débito, en tanto, se expandieron 24% y alcanzaron a US$ 1.402 millones. "Esta situación se fundamenta en los beneficios comerciales y fiscales que perciben los usuarios al utilizar el instrumento, así como en las medidas que se han implementados en el último año y que han reforzado el cambio en el comportamiento de los individuos a favor del uso de instrumentos de pago electrónicos", señala el informe.

El reporte precisa que pese a que tanto el número de operaciones de crédito como sus montos duplican a los efectuados con débito la "brecha disminuyó más de la mitad en los últimos dos años". Sin embargo, agrega que "dado que se mantuvo la tendencia creciente en el uso de las tarjetas de crédito, se puede interpretar que el aumento en el uso de las tarjetas de débito no fue en sustitución de estos instrumentos, lo cual sugiere un menor uso del efectivo para las compras de bienes y servicios en nuestro país".

En el caso de las tarjetas de crédito, su cantidad creció 6% interanual y 3% frente al semestre anterior. El número de personas con tarjeta de crédito a diciembre del año pasado se mantuvo estable en comparación con el semestre anterior, lo que marca una suba en la cantidad de plásticos por tarjetahabiente (que llegó a 2,64).

Se registró un "importante incremento" en la cantidad de operaciones con crédito y los montos tranzados. Frente al primer semestre de 2016, las transacciones realizadas se duplicaron y los montos por operación treparon 7%.

Las transacciones con dinero electrónico fueron 6,8 millones en el semestre, por un monto total que llegó a US$ 190 millones. En los cajeros automáticos, en tanto, realizaron 48 millones de operaciones por un total de US$ 35.671 millones.

Fuente:
elpais.com.uy